Tipos de contenido para redes sociales

El contenido es la esencia del marketing en las redes sociales. No sirve de nada crear un perfil y no publicar nada, pero tampoco puedes publicar cualquier cosa. La creación de contenido para las redes sociales requiere estrategia y planificación para motivar y ganar la confianza de los seguidores.

La gente solo seguirá tu marca si hablas de temas que son interesantes, que generan conexión y agregan valor. Por lo tanto, el Marketing de Contenido debe estar de la mano con las estrategias de las redes sociales.

 

Cómo planificar contenido para redes sociales

Las redes sociales, así como cualquier canal de comunicación, tienen sus objetivos. Cada una proporcionará una experiencia de uso diferente. Esto puede afectar directamente el rendimiento y los objetivos de tu marca en estas redes.

 

Las preguntas que debes hacerte son:

 

  1. ¿Qué espero lograr actuando en esta red?
  2. ¿Cómo la presencia de mi marca en esta red social me ayudará a alcanzar mis objetivos de marketing?

 

A partir de las respuestas a estas preguntas, es posible crear una planificación de contenido, que debe comenzar por desarrollar una visión analítica de la relevancia de la red social para tu estrategia.

Al tener esta información, serás capaz de establecer un calendario que tenga sentido para tu rutina de trabajo, asegurando la frecuencia de las publicaciones. Además, puedes obtener una perspectiva más amplia sobre qué herramientas necesitarás para realizar todas tus tareas y gestionar mejor tu equipo.

 

8 tipos de contenidos para redes sociales que puedes usar

Para crear contenidos de calidad, es muy importante reconocer los tipos de contenidos disponibles que pueden ser parte de tus iniciativas.

A continuación, te mostraremos los formatos más atractivos y populares que existen para que le saques el máximo provecho a tus posts.

 

  1. Contenido de marca o Branded Content

Los contenidos son la base de casi cualquier red social que exista allá afuera, ya que son materiales que pueden tomar la forma necesaria para transmitir un mensaje hacia la audiencia.

Sin embargo, los contenidos de marca son aquellos que son creadas originalmente por ti o tu equipo de marketing y tienen el propósito de mostrar algo relacionado a la identidad de la organización y sirven para aumentar el engagement.

 

  1. Infografías

Las infografías llevan un tiempo siendo un éxito dentro de las plataformas sociales como Instagram o Twitter por los elementos visuales que agregan y la capacidad de agregar valor a la audiencia.

A demás, son excelentes generadores de tráfico gracias al ser contenidos fácilmente compartibles.

¿Sabías que las infografías interactivas pueden elevar la eficiencia aún más? Les permite a los usuarios descubrir el contenido a través de interacciones con el material.

 

  1. Videos testimoniales

Nada convence más a un lead que un testimonio o caso de éxito de un cliente de la marca.

Son un tipo de contenido para redes sociales perfecto para influir en la toma de decisiones del consumidor potencial, ayudar a la marca a destacar sobre sus competidores, servir como una prueba social de satisfacción y deshacerse de las objeciones.

De la misma forma, aprovechar este formato para que tus clientes demuestren cómo tu producto o servicio les simplifica su vida y, la manera en que lo usan, te ayudará a relatar experiencias positivas y transmitir confianza.

 

  1. User Generated Content

El contenido generado por los usuarios es, básicamente, un material creado por la audiencia de una marca.

Por ejemplo, subir un Stories en Instagram etiquetando a tu marca y hablando sobre su experiencia, es un UGC. La cual puede ser aprovechada por la organización como pieza promocional.

Generalmente el UGC se produce luego de una campaña de hashtag en una red social, apostando por atraer la atención de los usuarios y generar conversación alrededor de la marca.

 

  1. Tutoriales

El tutorial es un tipo de contenido para redes sociales que domina, en gran parte, plataformas como YouTube o Tik Tok.

Desde tendencias como el DIY o Do It Yourself donde se muestran contenidos para motivar a las personas a hacer cosas —generalmente del hogar— por sí mismos en lugar de contratar a alguien más, hasta videos explicativos de temas muy complejos como la programación o la robótica.

Es un contenido ideal para marcas que comercialicen un producto o servicio no convencional y aprovechen el formato para darles una guía paso a paso a sus usuarios de cómo sacarle el máximo provecho a este bien.

 

  1. Podcasts

Los podcasts son un formato que ha ganado una popularidad inmensa en los últimos años. Según datos de Statista, actualmente existen más de 620 millones de oyentes en el mundo, lo que lo hace un tipo de contenido para redes sociales ideal.

Se trata de un conjunto de episodios grabados en audio —algunas veces también en video— y que son transmitidos a través de servicios streaming como Spotify, YouTube, Google Podcast, entre otros.

 

  1. Unboxings

La fiebre del unboxing empezó hace algunos años y no ha parado de crecer desde entonces. Este formato anima el entusiasmo a los consumidores potenciales de un producto y proporciona información valiosa sobre el artículo.

 

  1. Vlogs

Los videoblogs o vlogs son un formato que aprovecha el video, audio y la perspectiva de primera persona para llevar una experiencia real del mundo al plano digital.

Es decir, son un tipo de contenido para redes sociales donde el creador registra su experiencia durante una actividad, mientras la comenta en tiempo real, y comparte dicho contenido a su audiencia.

Es ideal para marcas que buscan elevar la autoridad de marca a través del marketing de influencers, por ejemplo, o hacer casos de éxito desde la perspectiva del cliente.

 

Estos no son los únicos contenidos para redes sociales que puedes usar, sin embargo, son los que más audiencia atraen hacia las marcas, así que deberías de considerar alguno para tus estrategias.

 

Ten en cuenta: las redes sociales son una actividad dinámica y la relevancia del contenido puede cambiar de la noche a la mañana. Por lo tanto, si aparece un tema prominente, debes tener la flexibilidad para insertarlo en tus publicaciones. Para ello, también es importante monitorear los resultados de las publicaciones, extraer información para el próximo contenido y mantener un ojo en los temas que están en auge.